Uncle Sam Democracy Index
- Datos Interesantes

Tío Sam: sólo existen dos democracias, la mía y la incorrecta.

“Siempre he pensado que la democracia es el poder del pueblo, pero el camarada Roosevelt me ​​explicó claramente que la democracia es el poder del pueblo estadounidense”.

Iósif Stalin

Estamos siendo manipulados y utilizados como carne de cañón, y nosotros, los demócratas títeres correctos e incorrectos, seguimos luchando entre nosotros, en lugar de luchar contra los que mueven los hilos …

La mayoría de la gente considera que la democracia es la forma de gobierno más humana y más justa. La promoción y el desarrollo de la democracia es el objetivo tanto de algunos individuos, como de las estructuras y de los estados enteros.

En nombre de la democracia, se imponen sanciones y se libran guerras sangrientas, porque la soberanía de un estado es secundaria si éste no es democrático.

Según algunas definiciones, la democracia es un mecanismo de resolución de conflictos, no elimina todas las contradicciones, pero las coordina de tal forma que no se produzcan colisiones destructivas. 

El secreto de este complejo mecanismo radica en la serie de estructuras e instituciones que permiten el diálogo pacífico. El gobierno electivo, la separación de poderes, el poder judicial independiente, el respeto a los derechos humanos y el respeto a las minorías son solo una parte de las características que incluye un estado con un sistema democrático. 

A primera vista, la democracia es un mecanismo único y universal que debería tener la misma aplicación en todo el mundo, pero resulta que no puede ser aplicable en la práctica igual de fácil que en la teoría. Pero también es incorrecto decir que la democracia en sí puede ser diversa, ya que los límites del término en sí se pierden en la posible diversidad. Toda la diferencia en la aplicación del mecanismo democrático radica en la diferencia en los valores y principios generalmente aceptados entre los estados. Por tanto, incluso si algunos expertos intentan separar el modelo de estructura estatal y la ideología de este Estado, en realidad esto es imposible. Asimismo, la democracia siempre tiene un trasfondo ideológico. De esta manera, incluso Winston Churchill argumentó que la civilización cristiana se oponía a la Unión Soviética. 

El águila americana, como garantía de una verdadera democracia, está perdiendo su plumaje cada vez más rápido. Las protestas y los pogromos demuestran que la escisión en una sociedad democrática se ha producido de forma definitiva e irrevocable. Hasta este momento, Estados Unidos ha existido con más o menos éxito, practicando la exportación de la democracia para establecer y reafirmar su hegemonía. Durante 300 años, este estado honró su historia, respetó y elogió a los padres fundadores y al mismo tiempo observó una relativa libertad de expresión, pero bajo ninguna circunstancia se permitió que llegaran al poder personas que cuestionaran los valores estadounidenses. Pero el paradigma ha cambiado, todo lo que antes era adorado ahora se ha vuelto odiado hasta tal punto que la sociedad está radicalmente dividida y el mecanismo democrático del diálogo ya no funciona. (se quitó los cascos) 

Todas las exportaciones de democracia, como se indicó anteriormente, están estrechamente relacionadas con el establecimiento de la dominación mundial estadounidense. Una buena acción, para llevar la democracia a un país, se puede llevar a cabo de dos formas, a la Romana o a la Cartaginesa. A la Romana es el camino para quienes con los brazos abiertos aceptan los valores correctos norteamericanos y establecen la democracia correcta, se convierten en provincia y tienen legionarios en guardia. Esta es la experiencia de la Unión Europea. Y si no se gobierna a la manera romana, entonces existe una segunda vía, el dominio cartaginés, es decir, el poder sobre el caos, mediante sanciones y guerras. Esta es la experiencia de Irán, Rusia y otros traidores de los valores democráticos. 

En esta lucha por la democracia en todo el mundo, falta un punto importante. Para que florezca una democracia, se necesitan justicia social y una sociedad bien alimentada. Y sorprendentemente (sarcasmo), todos los demócratas eran ricos al principio y luego se convirtieron en demócratas. De esta manera, Europa ganó su prosperidad gracias a las conquistas coloniales y los Estados Unidos, que no han vivido una guerra en su territorio desde hace mucho tiempo, han creado una clase media estable una clase media estable gracias a los negocios que se encontraban allí, y ahora mismo vemos como está desapareciendo la clase media. 

Pero incluso si la democracia se derrumba como un castillo de naipes dentro de Estados Unidos, la máquina exportadora de la democracia estadounidense no se detiene. A continuación, analizaremos las estructuras y organizaciones que luchan por una democracia correcta en todo el mundo. 

Probablemente la organización más destacada de este tipo es USAID (United States Agency for International Development — Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional). Su presupuesto es de 40.000 millones de dólares anuales. La actividad directa de USAID es el financiamiento de las ONGs (organizaciones no gubernamentales), como NED (National Endowment for Democracy), IFES (International Foundation for Electoral Systems), Freedom House.. 

Como saben, quién paga es el que manda, así que echemos un vistazo a quién paga y qué tipo de mandamientos hace.  

La misión de NED suena fuerte y ambiciosa: promover el establecimiento y desarrollo de la democracia y la libertad en todo el mundo. (Al parecer se han olvidado de añadir  «nuestra correcta» democracia, pero nosotros lo hemos leído entre líneas) NED patrocina directamente el NDI (National Democratic Institute) y el IRI (International Republican Institute). La organización está presente en 90 países del mundo y su presupuesto ronda los 100 millones de dólares estadounidenses al año. Y como era de esperar, los patrocinadores de la propia NED son los peces gordos transnacionales como Chevron, Coca-Cola, Goldman Sachs, Google, Microsoft y la Cámara de Comercio de Estados Unidos. 

Por otro lado, una de las organizaciones más conocidas es Freedom House. Es una ONG con sede en Washington DC. Su presupuesto está alrededor de 30 millones de dólares al año. Hasta 2005, el jefe era el ex director de la CIA, James Woolsey. De hecho, Freedom House es un conocido instituto estadounidense abierto que organiza revoluciones de color.

Otro luchador por la democracia es el IRI, cuya misión es ayudar a los países individuales a construir la democracia. El presidente de la junta directiva es el senador republicano del estado de Alaska, Dan Sullivan. IRI trabaja con el Departamento de Estado de EE. UU. Y USAID y tiene oficinas en más de 30 países en todo el mundo. El presupuesto de esta organización es de 50 millones de dólares.

Un luchador por la paz mundial a la estadounidense es USIP (Instituto de Paz de los Estados Unidos). El objetivo de esta organización es ayudar a resolver y prevenir conflictos en todo el mundo. USIP proporciona investigación, análisis y capacitación a personas en el campo de la mediación diplomática y otras medidas de consolidación de la paz y está financiado por el Congreso de los Estados Unidos con un presupuesto de 40 millones de dólares al año. Aparentemente, el trabajo de construcción y la consolidación de la paz no va muy bien, porque sino ¿cómo explicar las situaciones que se han desarrollado en Libia, Siria o Afganistán? 

Y finalmente, me gustaría recordar la muy bien conocida Open Society fundada y dirigida por George Soros, un judío que, de niño durante la Segunda Guerra Mundial, participo en la confiscación de la propiedad de otros judíos y no se arrepiente de ello en absoluto(https://youtu.be/YeThpbBGNQ8). La Open Society inicia y apoya programas en el campo de la educación, la cultura y el arte, la atención médica, las iniciativas cívicas, cuyo objetivo es «el desarrollo de las ideas y los mecanismos de una sociedad abierta», dicho de otra forma, el objetivo es desestabilizar a la población, confundirla para dar paso a las revoluciones de colores, siguiendo las instrucciones del manual de Gene Sharp. El presupuesto de esta «sociedad abierta» supera los 19 mil millones de dólares estadounidenses al año.

Y ya que se ha tocado el tema de las estructuras internacionales, luchadores por la democracia y la paz en el mundo, cabe destacar uno más, luchador, esta vez por la prosperidad y el desarrollo económico, como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial. John Perkins es un ex empleado de la empresa de ingeniería eléctrica Chas y autor de Confessions of an Economic Killer, en el que cuenta la historia de cómo arrastrar a países del tercer mundo a endeudarse. Los invito a ver su entrevista sobre este tema.

Para concluir, me gustaría recordar a dos personalidades destacadas, los hermanos Dallas. Uno de ellos, John fue el Secretario de Estado de los Estados Unidos en los años de la posguerra y el otro, Allen fue el director de la CIA. Crearon la maravillosa Organización Internacional de la Salud, con el apoyo y financiamiento de Rockefeller, que se ha vuelto tan importante este 2020. Sería absurdo creer que estas personas se preocupaban por la salud de la población del planeta Tierra. Les interesaba el control de la población, porque es muy fácil manipular a las personas con un tema tan delicado como la salud, que es cuestión de vida o muerte. Brock Chisholm, un amigo cercano del anteriormente mencionado Rockefeller, se convirtió en el primer presidente de la OMS entre los años 1948 y 1953. Su persona se puede destacar por sus citas bastante tajantes. Aquí está una de ellas:

para llegar a un gobierno mundial, es necesario expulsar de la conciencia de las personas su individualismo, apego a las tradiciones familiares, patriotismo nacional y dogmas religiosos … Destrucción del concepto de verdad y mentira, que son la base principal para criar a un niño, reemplazando la fe en la experiencia de los mayores por la racional el pensamiento son metas tardías … necesarias para cambiar el comportamiento humano.

Finalmente, claro que es bueno creer y luchar por la democracia, pero sus mecanismos han dejado de funcionar bien desde hace mucho tiempo. Además, la historia nos enseña que la democracia no siempre nos lleva al bien. Haciendo un breve repaso histórico, recordemos que Hitler llegó al poder democráticamente, conllevando con ello todas las consecuencias. Pero lo que realmente necesitamos pensar es en nosotros mismos, en nuestras vidas, en nuestros valores y principios, en lo que queremos dejar a las futuras generaciones. Estamos siendo  manipulados y utilizados como carne de cañón, y nosotros, demócratas títeres, los correctos y los incorrectos, seguimos luchando entre nosotros, en lugar de luchar contra los que mueven los hilos.

Об авторе Inga

Vivo y estudio en Madrid, España, en la Universidad Rey Juan Carlos haciendo la carrera de Relaciones Internacionales.
Читать все записи автора Inga

Добавить комментарий